Con el paso del tiempo, las Pymes han tomado una gran importancia para el desarrollo económico de México, tanto así que ahora son una parte de relevancia para el Producto Interno Bruto (PIB) del país; lo impulsan y son fuentes de trabajo sumamente importantes.

Sólo como un dato interesante, las Pymes representan un poco más del 99% de las empresas que hay en México.

De ahí nace la necesidad de establecer estrategias financieras para Pymes, que aporten en las labores diarias de la empresa. Como con cualquier cosa, es casi imposible iniciar un proyecto sin una debida planeación financiera, de esta forma le aseguramos estabilidad y, por supuesto, una proyección de crecimiento exitoso.

A continuación, te daremos algunos consejos para armar tu estrategia financiera, y algunos ejemplos que te serán de mucha ayuda. Te invitamos a seguir leyendo para saber más.

factoraje internacional

Objetivos y beneficios de hacer estrategias financieras

Como ya sabes, el principal objetivo de una estrategia financiera para una empresa, es ayudarla a llegar a los objetivos generales de la misma.

¿Cómo es esto? La estrategia financiera abarca las decisiones en materia de finanzas necesarias para alcanzar el objetivo general. Ayuda a especificar los niveles más adecuados de inversión, financiación, flujo de trabajo y todas las condiciones que se necesitan para lograr llevar el proyecto a un nivel más alto.

Al mismo tiempo, una estrategia financiera tiene como objetivo plantear la forma de alcanzar las metas económicas de la Pyme, aprovechando al máximo todos los recursos con los que se cuente y así generar resultados positivos.

Y tiene otro objetivo sumamente importante, aunque pueda ser difícil en algunos casos, pues es analizar si la empresa es un negocio rentable, que cuente con liquidez y suficiente solvencia para continuar. Y, por supuesto, te ayudará a saber si puedes buscar nuevas oportunidades de negocio o, incluso, a buscar inversionistas.

Ahora hablemos sobre los beneficios específicos de la estrategia financiera:

  • Te ayudará a identificar la inversión principal.
  • Te permitirá saber cuáles son tus necesidades financieras.
  • Establecerá los costos reales de operación.
  • Te dará “luz” al establecer y administrar todos los recursos económicos.

Además, podrás realizar una proyección de lo que puede esperar tu Pyme para el futuro.

Así que la estrategia financiera toma un papel fundamental porque te permitirá conocer todo lo que mencionamos anteriormente a corto, mediano y largo plazo. Además, podrás conocer el volumen de negocio que necesitas para comenzar a obtener ganancias o a incrementar las que ya tienes; y también a darle peso a las actividades que te permitirán llegar a esto.

Pasos para armar la estrategia financiera de tu Pyme

Antes de iniciar, debes asegurarte de ser muy realista a la hora de hacer tus proyecciones para que tu plan financiero sea infalible. Debes considerar que tu plan se ajuste a las condiciones del mercado local.

Recuerda que, como lo planteamos anteriormente, esta estrategia financiera debe fijar las cifras que esperas alcanzar con tu negocio, establecer metas y crecer con base en ellas. Por ejemplo:

  • Incrementar los ingresos un 25% contra el periodo anterior
  • Generar 15% más “leads” de clientes a través de distintos medios
  • Reducir 10% los costos prescindibles para reinvertirlos en pautas y medios
  • Invertir 30% más en marketing digital versus lo invertido el periodo anterior

De nuevo, debes considerar la realidad, estado y posibilidades del negocio para llegar a las metas que establezcas.

Habiendo recalcado esto, considera que la estrategia financiera de tu Pyme debe contener una previsión de ventas, un plan de financiación, establecer tus gastos fijos, reconocer tus cargas fiscales, el balance actual de tu empresa y todos los resultados financieros.

Ahora, los pasos a seguir para realizar tu plan financiero deberían ser:

1. Analiza la situación actual del negocio

Lo primero que debes hacer al crear tu estrategia financiera es analizar el estado en el que se encuentra el negocio. ¿Cómo saberlo? Según un estudio de la financiera Konfío, debes conocer el modelo de ingresos y el modelo de costes; estos modelos te ayudarán a generar las cifras exactas que determinarán si tu negocio está prosperando, está estancado o en decadencia.

El modelo de ingresos es el que indica las diferentes fuentes con las que la Pyme obtiene capital o dinero. Para analizarlo necesitas extraer los datos sobre tus ventas, su crecimiento y qué porcentaje de utilidad estás obteniendo. Si tu empresa ya lleva tiempo en marcha, se recomienda tomar en cuenta la “data” de los últimos tres años. De esta forma te aseguras que el resultado del modelo sea certero.

Por otro lado, el modelo de costes sirve para identificar los egresos con los que se debe contar para operar sin ningún inconveniente. ¿Cómo saber cuáles son tus egresos? Considera todos los gastos fijos de tu empresa como:

  • Pago de servicios.
  • Alquiler.
  • Pagos de nómina.
  • Materias primas.

Y también tus gastos variables como:

  • Inversiones
  • Créditos
  • Pagos publicitarios

Una vez que tengas esto, puedes seguir al siguiente paso de tu estrategia financiera.

2. Establece tus objetivos a diferentes plazos

Para empezar, debes fijar los objetivos de tu plan financiero en tres grupos:

  • A corto plazo: aquí debes incluir pagos de deudas y cuentas con fecha de vencimiento.
  • A mediano plazo: estos objetivos pueden trazarse hasta dentro de 2 años. Debe incluir todo lo que puedes posponer a lo urgente, pero que te ayudará a crecer el negocio (comprar computadoras, licencias de software, mejora de instalaciones, etc.)
  • A largo plazo: aquí debes plantear lo que quieres lograr con la empresa en un plazo que podría ser de entre 2 y 5 años. Puedes asignar presupuestos que requerirás para alcanzar esos objetivos.

Otra gran forma de establecer los objetivos financieros de tu negocio es utilizando la metodología “SMART”, la cual consiste en una fórmula que funciona como una guía para crear objetivos precisos que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y fijando un tiempo determinado para cumplirlos. Por ejemplo:

“Quiero exportar 15% más toneladas de tela reciclada de PET a Reino Unido, España, Alemania y Francia para aprovechar el efecto que tendrá la Eurocopa en ese continente el próximo año.”

Está comprobado que muchos negocios fracasan por no saber en qué momento se encuentran “parados”; pero si sigues los consejos anteriores, tu estrategia te permitirá enfocarte de mejor forma para alcanzar tus metas financieras.

tiempo estrategias financieras
Fuente: Unsplash 2022

3. Haz un proyección de tus ventas y detecta tus necesidades financieras

Ahora, deberás definir dentro de la estrategia financiera de tu Pyme un escenario o proyección (realista) sobre cuál esperas que sea el desempeño del negocio. Aquí tendrás que estimar los gastos que implica cerrar una venta, pero también la cantidad de ventas, costos, utilidades y crecimiento de tu negocio para detectar las necesidades financieras que se tengan. Esto te ayudará a estar preparado para el futuro.

Profundizando un poco sobre estas necesidades financieras dentro de tu plan estratégico de finanzas, se trata de tener un “Plan B” en caso de que te haga falta capital. Agrega posibles fuentes de capital, inversiones y sus costos, así como créditos empresariales y tarjetas de crédito. Pero recuerda… Es muy importante conocer tu capacidad de pago.

4. Define la estrategia financiera

Existen algunos puntos claves que pueden definirla, como:

  • Crear un fondo de emergencias y alimentarlo constantemente.
  • Realizar una estrategia que combine liquidez con capitalización. Ambas son de suma importancia para mantener tu Pyme a flote.
  • Planea una alta rentabilidad pensando en acciones o ventas que ya le han dado una buena cantidad de ingresos a tu empresa.
  • Agrega a tu plan financiero la respuesta a las preguntas ¿Cómo generar valor permanente? ¿Cómo seguir creciendo de forma constante? y ¿Cómo puedo expandirme para ser más grande que mis competidores?

No olvides considerar también los tres pilares que analizamos anteriormente: ingresos, egresos e inversiones.

5. Fija tus presupuestos

¡Ya casi está lista la estrategia financiera para tu Pyme! Llegó el momento de establecer los presupuestos. Aquí, deberás administrar el capital que tiene tu empresa para ponerle límites de gasto o para reinvertirlo.

No olvides que debes incluir las cargas fiscales como impuestos y demás obligaciones de ley.  

Te recomendamos segmentar tu empresa por áreas para definir cada gasto, inversión o proyección de entradas que tenga cada una y que se deba realizar en ellas. Esto te ayudará a implementar y arrancar con todo tu plan y así alcanzar tus objetivos financieros.

Definiendo un presupuesto con ayuda del smartphone
Fuente: Unsplash 2021

6. Haz "Double Check"

Este es el paso final, pero aunque parezca tonto e innecesario, es todo lo contrario.

Una vez que hayas hecho todos los pasos anteriores, sepárate de ellos un par de días para despejarte y luego revísala de nuevo. Esta “nueva mirada” te ayudará a saber si realmente estás incluyendo todo en tu plan financiero; si hay algunas cifras que ya no te cuadren o si necesitas incluir algo que no estabas considerando la primera vez.

Incluso puedes pedirle a un tercero que la revise para que tengas una opinión externa, pero recuerda ser abierto y objetivo con el feedback.

En conclusión, podemos destacar los siguientes puntos:

  • Crear una estrategia financiera te permitirá conocer de “pies a cabeza” los números de tu empresa para poder realizar proyecciones a futuro y alcanzar las metas económicas de la misma.
  • Esta estrategia te ayudará a identificar la inversión principal, te permitirá saber cuáles son tus necesidades financieras, establecerá los costos reales de operación y te dará visibilidad al establecer y administrar todos los recursos económicos.
  • Es importante que fijes metas y presupuestos reales.
  • Necesitas conocer las condiciones actuales del negocio.
  • Establecer objetivos a diferentes plazos.
  • Puedes usar la fórmula “SMART” para crear objetivos precisos.
  • ¡Sé extremadamente real y honesto con la actualidad de tu empresa para poder proyectarla a futuro!
Mundi te ayuda adelantando el pago de tus facturas

Errores comunes dentro de las estrategias financieras

Al momento de planificar estrategias financieras para Pymes, especialmente si estás comenzado a emprender, es muy probable cometer errores que, en lugar de favorecer a tu estrategia, la complejizan más aún.

En lugar de representar inconvenientes para tu empresa, las estrategias financieras para Pymes deben ayudar a mejorar las decisiones de inversión, financiamientos y, por supuesto, de los propios gastos. Sin embargo, son muchos los dueños de negocio que se preocupan tanto por incrementar la base de clientes, conseguir nuevos proveedores o mejorar su nivel de atención y, al final, terminan descuidando aspectos valiosos de sus finanzas.

Por esta razón, te comentamos los 5 errores más comunes que se suelen cometer a la hora de manejar el presupuesto de una empresa. Si los detectas a tiempo, evitarás que años de esfuerzo y dedicación se vean comprometidos y pongan a tu compañía en riesgo:

1. Descuido de la tranquilidad financiera

Muchas veces, especialmente durante los comienzos del emprendimiento, los empresarios o directivos no se preocupan de resguardarse financieramente y, a mediano y largo plazo, esto resulta perjudicial (hasta el punto de hacer fracasar negocios).

¿Qué puedes hacer para resguardarte financieramente? Algunos tips que te ofrecemos son los siguientes:

  • Asegúrate de cubrir, de forma mensual, los gastos fijos asociados con la operatividad de tu negocio: entre estas operaciones están incluidas el alquiler de algún local, tu nómina de empleados o la adquisición de productos e insumos básicos.
  • Prepara un fondo que sirva de contingencia para cualquier posible imprevisto: así, estarás cubierto en cuanto a algún posible robo de mercancía o un pedido descomunal que debas surtir en un plazo muy corto de tiempo.
  • Crea un fondo de reinversión: tomando en cuenta que puedas necesitarlo para la renovación de equipos de trabajo, ampliación de tu inventario o programas de capacitación para tu personal.

Esta es una de las principales estrategias financieras para Pymes, así que tenlo presente si estás iniciando tu negocio.

2. Aceptación de plazos de cobro largos

Usualmente, al estar confiado de tu oferta de negocio y/o de la capacidad de tu personal operativo, es probable que decidas optar por buscar clientes grandes. El tema es que este tipo de compañías, por lo general, manejan plazos de pago que se extienden hasta los 90 días (o incluso más).

¿Esto qué significa? Que si tu negocio no está lo suficientemente capacitado como para afrontar esta situación (es decir, que no tenga bien cubiertas las espaldas para prepararse ante esta posible eventualidad), puede derivar en inconvenientes a mediano plazo.

Incluso, puede ocurrir que se acepten las extensiones de pago, a un precio mucho más alto, pero que eventualmente representa un impacto negativo en lo que es el flujo de tu capital financiero. Como parte de tu estrategia financiera, evita caer en este tipo de situaciones.

3. Inversión en activos fijos sin estar consciente de presupuestos

Es muy común que las Pymes se dejen llevar por un fenómeno muy complejo, y un gran enemigo de la industria, como lo es la informalidad. ¿A qué nos referimos con esto?

Te mostramos un ejemplo muy claro (y común) sobre este punto:

Eres el dueño de un negocio y decidiste hacer la renovación de todos los equipos de cómputo de tu compañía. Para ello, deciden hacer la cotización con un colega que posee un emprendimiento de artículos electrónicos y le envía por teléfono la estimación de la inversión total.

Una vez llega la factura, saltan las alarmas, pues observa que se desvía por completo de lo que tenía en mente dentro del presupuesto inicial ¿Por qué? Porque allí se incluyen elementos como los siguientes:

  • Teclados
  • Cables
  • No-breaks

Ningún dispositivo mencionado en el inicio del presupuesto. Así que la moraleja de esta historia se resume a lo siguiente: como parte de tu estrategia financieras, evita la inversión en activos fijos basado en estimaciones.

4. Financiar las deudas de largo plazo con deudas de corto plazo

Este es uno de los errores más comunes que cometen las empresas y que forma parte de muchas estrategias financieras para Pymes. ¿Por qué pensaría alguien que es una buena solución? Sencillo: porque tanto las tasas de interés como las condiciones son distintas para cada uno de los casos.

Este termina siendo uno de los errores más comunes con los cuales se explica por qué muchos negocios, que facturan mucho dinero, caen en la insolvencia. Si quieres verlo con un ejemplo concreto, te lo presentamos:

Está el caso de un comerciante debe obtener cierta maquinaria, que le permita generar productos durante un plazo de 9 meses, para poder empezar a producir sus primeros ingresos en un año. Para ello, decide financiarse con un crédito personal, otorgado por su banco, y que debe empezar a pagar en 30 días.

Además, este crédito posee un costo anual que sobrepasa el 30%. ¿Ahora entiendes lo que le sucede a muchas compañías?

5. No asumir que son sujetos de crédito

Este punto va de la mano con el anterior. Adquirir nuevas deudas para pagar las anteriores no forma parte de las buenas estrategias financieras para Pymes.

En lugar de obtener deudas, debes optar por buscar el financiamiento correcto, en el momento ideal en el que lo puedas necesitar. Si bien no hay una receta mágica para esto, se puede estar preparado si te resguardas en los siguientes puntos:

  • Cuida la salud financiera de tu Pyme al extremo, al igual que la calificación ante el Buró de Crédito.
  • Mantén una relación fluida y cercana con los bancos para los que trabajes.

Todo esto con la finalidad de que, en caso de que aparezca alguna buena oportunidad de negocio o un inconveniente que debas solucionar rápidamente, cuentes con el apoyo necesario para poder salir adelante, sin tener que endeudarte de improvisto y no estar preparado para lidiar con ello.

Tomando en cuenta estos errores que suelen cometer las empresas, verás como, a largo plazo, no te verás afectado por ellos cuando planifiques tus estrategias financieras para Pymes.

finanzas de una empresa
Fuente: Pexels 2022

Consejos y recomendaciones para tu estrategia financiera

Al momento de planificar estrategias financieras para Pymes, es común que tengas más dudas que certezas, por lo que harías bien en tomar en consideración una serie de tips, que te ayudarán a tomar mejores y más trascendentales decisiones sobre la situación de tu negocio.

Algunas recomendaciones que podemos ofrecer, al momento de establecer tus estrategias financieras para Pymes son las siguientes:

1. Enfócate en aquello que puedas controlar

Existirán momentos en los cuales te puedas sentir desinformado o poco consciente de que pueda estar sucediendo algo (a nivel interno de la compañía o externo), por lo que te recomendamos que no te dejes llevar por el pánico y evita tomar decisiones impulsivas ante posibles rumores o informaciones poco contrastadas.

Para ello, te recomendamos lo siguiente:

  • Utiliza fuentes de información que sean confiables.
  • Asesórate con profesionales de confianza, como tu contador o tu abogado, por ejemplo.
  • Si no posees conocimientos en finanzas, harías bien en tener un experto que te pueda ayudar.

2. Pasa a la acción

Muchas veces, al momento de llevar a la práctica una estrategia financiera para una empresa, puede ocurrir que se desarrolle alguna situación de crisis. La clave pasa por no nublarte ante la adversidad y busca ser productivo, para evitar alguna posible fatalidad.

¿Cómo puedes actuar rápido ante una situación de riesgo? Optando por soluciones como las siguientes:

Haz una lista de las prioridades operativas de tu negocio, destacando las operaciones principales que deban resolverse e informando a los clientes los datos que necesitan conocer

También debes elaborar un listado de los problemas que debas resolver, incluyendo posibles soluciones como las asesorías, por ejemplo.

No te quedes inactivo y pasa a la acción. Las estrategias financieras para Pymes pueden conllevar dificultades pero, si estás preparado ante posibles eventualidades, reducirás el riesgo de daño.

3. Ten presente el punto de equilibrio de tu negocio

El nivel mínimo en el cual tu negocio no sufre de pérdidas ni ganancias. Este es el punto de equilibrio y debes tenerlo presente al momento de diseñar una estrategia financiera ya que, si bien no te producirá ingresos inmediatos, sí te dará la certeza y la claridad suficiente para que comiences a tomar decisiones.

¿No sabes cuál puede ser el punto de equilibrio de tu negocio? Entonces, es momento de que consultes con un contador y, así, poder identificarlo lo más pronto posible. Mientras más bajo sea tu punto de equilibrio, más margen de maniobra tendrás para poder esquivar cualquier posible crisis que pudiera afectar a tu negocio.

Estos son algunos de los tips sobre las estrategias financieras para Pymes que evitarán que pierdas dinero y te servirán para estar preparado para lidiar ante cualquier adversidad.

No podemos despedirnos sin recordarte que incluir a Mundi en tu plan financiero puede ser de mucha ayuda, ya que podemos ayudar a capitalizar a tu empresa adelantando el pago de tus facturas por ventas de exportación hasta en 24 horas.

¡Contáctanos para más información!