¿Sabías que conocer los tipos de empaques y embalajes en la exportación puede ayudarte a escoger el indicado para mantener las mejores condiciones de tu mercancías?

Como bien sabes, al momento de exportar desde México hacia cualquier parte del mundo, tus productos se encuentran sujetos a diferentes factores que pueden alterar sus estados habituales.

Daños, golpes, roturas e, incluso, microorganismos infecciosos y hasta diversos cambios climáticos, son variables que, si no se tienen en cuenta al momento de implementar diferentes tipos de empaques y embalajes en la exportación, podrías tener una experiencia negativa con tus clientes, lo que puede repercutir en la efectividad de tus futuras operaciones.

Por tal motivo, en esta} nota conocerás los tipos de empaques más importantes en la exportación, así como las cajas que se pueden utilizar para exportar y las normas que no puedes pasar por alto a la hora de llevar a cabo el almacenamiento y la respectiva distribución de tus productos.

factoraje internacional

Tipos de embalaje en la exportación

La importancia de un embalaje va más allá de proteger las mercancías.

Debes saber que el tamaño, los materiales y hasta el mismo diseño de los empaques para exportación, también tienen la función de facilitar su apertura y su correspondiente carga al medio de transporte.

Debido a ello, a continuación te presentamos una lista de los tipos de embalaje para exportación que puedes utilizar de acuerdo a la clase de productos que comercialices y cómo pueden repercutir en los tipos de carga en el transporte de mercancías.

1. Embalaje primario

La función de un embalaje primario consiste en almacenar y proteger un producto determinado. No obstante, la característica principal de este tipo de embalaje para exportación es que está en contacto directo con la mercancía, por lo que es importante usar los materiales adecuados que permitan conservar la calidad del contenido y que no terminen afectando su composición.

Aunque el término correcto para este tipo de embalaje es catalogado como primario, también se le conoce habitualmente como envase.

En un embalaje primario, por lo general, se almacenan productos de tamaño pequeño, lo que facilita su venta unitaria y su desplazamiento a diferentes destinos.

Los materiales más usados en este tipo de embalaje son:

  • Vidrio, ideal para almacenar alimentos, frutas o bebidas líquidas.
  • Plástico, ideal para almacenar, también, bebidas líquidas, productos lácteos o artículos cosméticos.
  • Metal o aluminio: adecuado para fabricar latas y almacenar productos de mar, granos o legumbres.

Objetivos del embalaje primario:

  • Teniendo en cuenta que un embalaje primario está en contacto directo con el producto, este tipo de embalaje para exportaciones tiene el objetivo de comunicar la información de su uso, la fecha de caducidad, sus componentes y otros datos importantes.
  • Asimismo, estos embalajes actúan como identificadores del producto, puesto que cumplen la función de ser la carta de presentación ante los ojos de los consumidores.
  • Por último, un embalaje primario debe brindar la suficiente estabilidad para que pueda ubicarse equilibradamente en el punto de venta.

2. Embalaje secundarios

Ahora bien, ¿qué pasa si necesitas exportar una gran variedad de embalajes primarios agrupados en un solo empaque? Para ello, los embalajes secundarios, también conocidos como embalajes colectivos, tienen la función de facilitar el agrupamiento de embalajes primarios para su correcto desplazamiento.

Este tipo de embalajes para exportación brindan una mayor proyección a los productos. Del mismo modo, permite que puedas agremiar las mercancías para evitar problemas en la gestión de almacenamiento y así, garantizar que cada producto se encuentre correctamente en su sitio.

Si te estás preguntando por los materiales utilizados en este tipo de embalaje para exportación, podemos resaltar los siguientes:

  • Cartón: este material de embalaje para exportación, se usa principalmente para transportar botellas plásticas o latas de metal.
  • Madera: la madera es ideal para transportar productos pequeños pero que, a su vez, cuentan con gran peso, como botellas de vino o diferentes tipos de productos almacenados en recipientes de vidrio.

Objetivos del embalaje secundario:

  • Si necesitas comercializar una cantidad exacta de productos, con un embalaje secundario podrás agrupar de una forma organizada los artículos necesarios.
  • Además, este tipo de embalaje para exportación, permite que los productos queden apilados de tal manera que no resulten afectados.
  • También, garantiza que, durante el transporte, los artículos no sufran algún tipo de daño debido a los movimientos que pueden presentarse en el trayecto.

3. Embalaje terciarios

Siendo consecuentes con la descripción de los anteriores embalajes, ya te imaginarás en qué consiste este tipo de embalaje para exportación.

Un embalaje terciario es aquel que contiene tanto embalajes primarios como embalajes secundarios. Cuando se organizan este tipo de empaques, se crea una unidad de carga mucho mayor, como pueden ser las tarimas o los contenedores.

En términos generales, los materiales más utilizados para un embalaje terciario son el cartón y la madera, ya que estos permiten agrupar correctamente diferentes productos facilitando su traslado y manipulación. Un ejemplo podemos identificarlo en

Objetivos del embalaje secundario:

  • Brindar estabilidad y lograr que las cargas sean compactas.
  • Agrupar diferentes tipos de mercancías y en numerosas cantidades.
  • Aprovechar el espacio disponible en los vehículos o medios de transporte.

Unidad de carga

Dejando a un lado el término de embalajes para exportación, también es importante mencionar lo que es una unidad de carga.

Este concepto hace referencia a una unidad de mercancía que está conformada por la agrupación de un gran número de embalajes terciarios. Por lo tanto, corresponde a una carga de mayor tamaño que, generalmente, se ubica físicamente sobre estibas y se asegura con zunchos para garantizar su óptimo desplazamiento.

La utilización de unidades de carga para los procesos de exportación brinda facilidad para manipular las mercancías, y así, optimizar las labores logísticas.

Materiales de empaque y embalaje

Si bien hemos mencionado los principales tipos de embalajes en la exportación, ahora es turno de revisar cuáles son los materiales más utilizados para fabricar estos ítems de almacenamiento.

Metal

Un envase de metal es definido como un recipiente rígido y consistente que se fabrica a partir de dos elementos principales: acero y aluminio. Generalmente, en un tipo de embalaje para exportación elaborado en este material se depositan productos líquidos o sólidos.

Características de los embalajes metálicos en la exportación:

  • Es inodoro, lo que conserva el sabor de los alimentos envasados
  • Es resistente a los gases, vapores, líquidos o fuertes entradas de luz
  • Es rígido y compacto frente a presiones o movimientos bruscos
  • Garantiza un ciclo de vida del producto mucho más prolongado

Vidrio

En términos generales, cuando se utiliza el vidrio para un empaque de exportación, se realiza con el fin de almacenar sustancias líquidas de todo tipo, como pueden ser bebidas, granos, insumos farmacéuticos o cosméticos.

Características de los embalajes de vidrio en la exportación:

  • En resistente a una posible presión interna que pueda ejercerse
  • También resiste al impacto de agentes atmosféricos o químicos
  • Impermeable a los gases, vapores y líquidos
  • Es un material con alta dureza
  • Conserva el sabor de los alimentos y el olor de los alimentos
  • Debido a su composición, es uno de los materiales más frágiles
tipos de embalajes para exportacion
Fuente: Pexels 2020

Plástico

El plástico es, quizás, uno de los materiales más utilizados en los tipos de embalaje para exportación, sobre todo, en los embalajes primarios.

Gracias a sus propiedades y sus bajos costos de producción, el uso del plástico en la exportación es altamente versátil y adaptable a diferentes productos, lo que ha generado un incremento considerable en la utilización de este material a escala mundial.

Un embalaje para exportación de este tipo, puede fabricarse, a su vez, utilizando múltiples clases de plásticos, como el polietileno, polipropileno, poliestireno, policarbonato, policloruro de vinilo. Aquí se pueden contemplar botellas, tapas, bolsas, garrafas, bidones, sacos o costales.

Características de los embalajes de plástico en la exportación:

  • Gracias a su textura y acabados, es fácil realizar alguna impresión sobre su superficie
  • Se puede llenar en frío, caliente y se puede esterilizar y pasteurizar
  • Es moldeable, por lo que es posible modificar sus formas y colores
  • Puedes mezclarse con otros ingredientes para mejorar sus resistencia y, por lo tanto, la durabilidad del contenido
  • Es 100% reciclable

Papel, cartulina, cartón corrugado y pulpa prensada

Agrupamos estos materiales de embalaje para exportaciones en una sola categoría, ya que la principal materia prima para la fabricación de estos elementos, se obtiene de la pulpa de fibras vegetales o de, justamente del papel reciclado.

La celulosa necesaria para su elaboración proviene, generalmente, de la madera, pero también pueden utilizarse algunos subproductos agrícolas como la caña de azúcar o el bagazo.

Aquí podemos identificar diferentes tipos de papel en el embalaje para exportaciones:

  • Papel kraft o blanqueado
  • Papel pergamino vegetal
  • Papel resistente a grasas
  • Papeles encerados
  • Cartulina esmaltada
  • Fibra sólida
  • Cartulina plegadiza
  • Cartón corrugado

Características de los embalajes de papel y cartón en la exportación:

  • Importante: este tipo de material es altamente sensible a la humedad y a las grasas, por lo que se vuelve imprescindible velar por unidades de carga que protejan las propiedades físicas de este tipo de embalaje para exportaciones.
  • Es muy fácil de manipular, por lo tanto, las etapas de conversión como el cortado, trazado y plegado, se convierten en procesos mucho más sencillos.
  • Es 100% reciclable, pero es importante procurar una óptima recuperación para la producción de nuevos empaques.
factoraje internacional

Cajas de cartón para exportación

Siendo consecuentes con el punto anterior, es vital hablar sobre las cajas de cartón y de madera en los procesos de exportación, una de las formas más habituales de transportar mercancías en el comercio exterior

Cajas de cartón corrugado en la exportación

Este tipo de cajas son una de las más utilizadas en las exportaciones, gracias a sus cualidades de compactación, protección, transportación y resistencia.

Se utilizan para comercializar una gran variedad de productos, entre ellos, podemos destacar los siguientes:

  • Frutas
  • Verduras
  • Dulces
  • Jabones, detergentes y demás productos de limpieza
  • Textiles
  • Artículos de calzado
  • Electrodomésticos
  • Maquinaria industrial

¿A qué se debe tanta versatilidad? El cartón corrugado en la exportación es un material que puede ser transformado y mezclado con otros componentes para adaptarse a diferentes tipos de productos.

Asimismo, es posible realizar agujeros en las cajas de cartón corrugado para permitir la circulación del aire y así, conservar la temperatura de algunos bienes.
Pero no todo es color de rosas en este material de embalaje para exportación, pues debido a la composición del cartón, es posible que absorba fácilmente la humedad y algunas sustancias líquidas.

Si esto pasa, es probable que el cartón corrugado no pueda utilizarse nuevamente.

Cajas de madera en la exportación

Generalmente, las cajas de madera son empleadas para la exportación de productos pesados, como motores, vehículos, maquinaria, etc. También, es habitual que estas cajas se utilicen para comercializar productos frágiles, como lo son botellas o artículos de vidrio.

Este tipo de embalajes para exportación, al ser tan compactos, facilitan mucho el traslado y la manipulación de los productos en un puerto de embarque. Asimismo, cuentan con la ventaja de proteger la mercancía de la humedad, claro que esto dependerá de la calidad de la madera que se implemente.

materiales de empaques de exportacion
Fuente: Pexels 2020

Normas de empaques y embalajes

Es importante mencionar que, para poder hacer uso de cualquiera de los tipos de embalajes para exportación que hemos repasado hasta este punto, necesitas conocer la normatividad para cada uno de ellos.

Para ello, la página web del Gobierno de México, específicamente en el apartado de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), pone a tu disposición las normas de empaques y embalajes que debes tener en consideración al momento de exportar tus mercancías.

Dichas normas para empaques de exportación son catalogadas como claves y entre ellas podemos destacar los siguientes ítems:

  • Salud ambiental. Bienes y servicios. Envases metálicos para alimentos y bebidas. Especificaciones de la costura. Requisitos sanitarios.
  • Bienes y servicios. Alimentos envasados en recipientes de cierre hermético y sometidos a tratamiento térmico. Disposiciones y especificaciones sanitarias.
  • Productos y servicios. Etiquetado y envasado para productos de aseo de uso doméstico.
  • Productos y servicios. Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel. Especificaciones sanitarias.
  • Artículos de alfarería vidriada, cerámica vidriada y plaguicidas: que establece los requisitos del envase, embalaje y etiquetado de productos grado técnico y para uso agrícola, forestal, pecuario, jardinería, urbano, industrial y doméstico.
  • Plaguicidas: que establece los requisitos del envase, embalaje y etiquetado de productos grado técnico y para uso agrícola, forestal, pecuario, jardinería, urbano, industrial y doméstico.

Puedes consultar las normativas en este enlace.

¿Cómo seleccionar el tipo de embalaje adecuado?

No podíamos finalizar esta nota sin antes darte algunas recomendaciones que te ayudarán a elegir el tipo de embalaje para exportación correcto para comercializar tus productos.

¡Toma nota de los siguientes puntos!

Asegúrate que el producto sea compatible con el tipo de embalaje

Ten presente que el tipo de empaque de exportación que elijas para tus productos, no debe estar en contacto directo con el contenido explícito, así como tampoco debe modificar sus atributos.

Es vital que analices si el embalaje es apto para los bienes que vayas a comercializar, de lo contrario, los productos pueden verse alterados en forma, olores y sabores.

Mide la resistencia del empaque de acuerdo a la mercancía

La peor pesadilla para una empresa exportadora es que los productos a exportar sufran golpes, caídas o roturas por falta de un empaque o embalaje que corresponda al peso y al material de la mercancía.

Debido a ello, te aconsejamos encontrar un equilibrio entre el tipo de embalaje para exportación y el producto que irá en su interior. Procura que el material del empaque sea resistente a la fracciones, las compresiones o a los diferentes impactos que puedan presentarse en el proceso de traslado.

Para darte un ejemplo, los artículos electrónicos de gran valor, deben transportarse en embalajes resistentes a los golpes y a los movimientos fuertes. Así, garantizarás que tu mercancía llegue intacta a su lugar de destino.

Analiza las propiedades de protección del embalaje

Si tus mercancías pueden resultar alteradas por factores como la humedad, el agua, la iluminación o algunos gases puntuales, es fundamental que el tipo de embalaje para exportación que vayas a implementar tenga propiedades impermeables.

De este modo, protegerás tus productos de diferentes factores externos que puedan modificar sus composiciones.

Procura que el tipo de embalaje sea fácil de transportar

Más allá de garantizar que los empaques para exportación cumplan con los requisitos necesarios para proteger tus productos, también es importante que tengas en cuenta la facilidad con la que puedan ser transportados desde su lugar de almacenamiento hasta el punto de embarque.

Por ejemplo, si los embalajes para exportación no cuentan con propiedades que faciliten su deslizamiento en diferentes superficies, lo más probable es que termine atascándose, lo que podría afectar el estado del contenido.

Calcula el costo de producción de los empaques para exportación

Por último, te aconsejamos Identificar si los costos de los empaques son proporcionales a los productos que vayas a comercializar.

En ocasiones, puede ocurrir que un material de empaque para exportación específico, pueda tener un valor muy poco rentable para una mercancía, así que te sugerimos hallar un balance entre tus productos vs. los embalajes que utilices para almacenarlos.

cajas para exportación
Fuente: Pexels 2020

¡Hemos terminado! Y esperamos que esta nota haya sido de gran ayuda para tener un panorama mucho más claro sobre los tipos de empaque y embalaje en la exportación.

Ahora, es turno de analizar cuáles son los materiales y los empaques que mejor se adecúan a tus bienes para que éstos no resulten afectados en el proceso de traslado.

Pero sobre todo, recuerda que en Mundi puedes solicitar servicios de factoraje sin recurso que te permitirán adelantar las facturas por cobrar de tus clientes y así, agilizar la frecuencia de tus exportaciones.

¡Muchos éxitos!