Los regímenes aduaneros son fundamentales dentro de lo que es el comercio exterior. Así que, si quieres que tus exportaciones tengan el proceso más simple y sencillo posible, necesitas conocer más acerca de este tipo de procedimientos.

El comercio exterior está regulado principalmente por la Ley Aduanera, de la cual se desprenden los regímenes aduaneros (ubicados en el capítulo 4 de este documento). Estos son fundamentales a la hora de querer exportar mercancía a otro territorio nacional, por ejemplo, de México a Estados Unidos. Al contar con estos regímenes, se le otorga un destino específico a la mercancía, el cual, puede variar según los intereses que tenga el exportador.

Si bien los regímenes aduaneros son un término muy utilizado en temas de importación y exportación, su comprensión puede ser compleja. Por ello, en este artículo podrás encontrar la información más importada, redactada de una manera sencilla que te permitirá dominar su funcionamiento.

En este post, te traemos qué son los regímenes aduaneros, su importancia, así como los tipos que existen en México y en el mundo. ¡Acompáñanos!

¿Qué son los regímenes aduaneros y para qué sirven?

Los regímenes aduaneros son los pasos legales necesarios a seguir para realizar una exportación. Regulados por la Organización Mundial de Aduanas (WCO, por sus siglas en inglés), deben ser seguidos tanto por el exportador o importador como por los agentes de aduana. Su objetivo es determinar responsabilidades y obligaciones al realizar una comercialización internacional de bienes.

Lo que sucede con los regímenes aduaneros es que están sujetos al pago de los impuestos al comercio exterior y, en este caso específico, a ciertas cuotas compensatorias. Y, por supuesto, también están regidos al cumplimiento del resto de obligaciones en tema de restricciones y regulaciones no arancelarias.

Existen diferentes tipos de regímenes aduaneros que conllevan diferentes objetivos según la vinculación que haya con la mercancía a exportar. Cada uno tiene diferentes procesos operativos y beneficios, pero hablaremos de ellos más adelante.

¿Por qué son importantes los regímenes aduaneros?

La importancia de los regímenes aduaneros radican al momento de realizar una exportación o importación, ya que determinan si estas acciones deben o no cubrir las contribuciones requeridas por el comercio exterior.

Además, agilizan el flujo de mercancías al permitir la estandarización de cargas u organizaciones, lo que, por automático, mejora el comercio y estimulan la inversión privada.

almacen de mercancias
Fuente: Pexels 2021

¿Qué tipos de regímenes aduaneros existen?

Para conocer cuáles son los regímenes aduaneros que existen es vital consultar el artículo 90 de la Ley Aduanera en México. Dentro de esta información oficial, se destaca que existen seis diferentes tipos, los cuales, se dividen de la siguiente manera:

  1. Definitivos
  2. Temporales
  3. Depósito fiscal
  4. Tránsito de mercancías
  5. Elaboración, transformación o reparación de recinto fiscalizado
  6. Recinto fiscalizado estratégico

A continuación, te explicamos en qué consisten estos tipos de regímenes aduaneros de manera individual:

1. Regímenes aduaneros definitivos

Los regímenes aduaneros definitivos son los más utilizados en México y se tratan de las condiciones que existen y deben cumplirse para realizar una exportación o importación. Obligan a los importadores o exportadores a pagar las contribuciones al comercio exterior que se causen, así como también a cumplir con las regulaciones no arancelarias.

Estos regímenes aduaneros definitivos pueden ser de importación o exportación:

Los regímenes aduaneros de importación:

Se refieren a la entrada de mercancía de procedencia extranjera para permanecer en el territorio nacional por tiempo ilimitado.

Ahora bien, ¿qué debes certificar al momento de manejar tus importaciones bajo este régimen aduanero? Algunos de los requisitos necesarios son los siguientes:

  • Aparecer como inscrito en el padrón de importadores, que se encuentra bajo el cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como también haberse dado de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  • Haber cumplido con las obligaciones fiscales pertinentes, así como el pago de impuestos al comercio exterior (evidentemente, con la inclusión de medidas de transición y cuotas compensatorias), así como también todo el resto de las disposiciones legales para lo que será el ingreso de tus productos y mercancías.
  • Tener en tu poder el encargo conferido, con el cual puedes realizar todas tus operaciones.
  • Asegúrate de llevar un control de inventarios y, así, poder diferenciar las mercancías nacionales de las extranjeras.

Con respecto a estos tipos de regímenes aduaneros, debes saber que, una vez cumplida la importación definitiva de la mercancía en cuestión, esta tiene la posibilidad de poder regresar al extranjero, sin necesidad de pagar el impuesto general de exportación, durante un período que no puede exceder los 3 meses (también pueden ser 6 meses, en caso de que se trata de algún tipo de equipo y maquinaria).

Sin embargo, esta posibilidad sólo existe si antes se realizó la comprobación que corrobore el hecho de que los productos tuvieron algún tipo de malfuncionamiento, como por ejemplo:

  • Que estaban dañados al momento de ser recibidos.
  • Se encontraban defectuosos.
  • Contaban con especificaciones diferentes a las que se acordaron al momento de planificar el acuerdo.

Y si vamos al procedimiento de revisión de origen (en busca de conseguir algún tipo de tratamiento arancelario que sea favorable o preferencial, como por el Tratado de Libre Comercio o algún otro acuerdo comercial), se hace imprescindible que realices la petición para la inscripción en el Registro del despacho de mercancías de las empresas (que se encuentra bajo la jurisdicción del Servicio de Administración Tributaria).

Los regímenes definitivos de exportación

Consisten en la salida de mercancías del territorio nacional para permanecer en el extranjero por tiempo ilimitado, por ejemplo: autos o electrodomésticos que se exporten de México a Estados Unidos.

Al igual que lo que sucede con los regímenes aduaneros de importación, los de exportación también requieren de la certificación de algunos requisitos, como son los siguientes:

  • Haberse dado de alta en el Registro Federal de Contribuyentes.
  • Deben registrarse en el padrón de exportadores sectorial, en caso de que los productos que vayan a ser exportados sean algunos de los siguientes: minerales de hierro, cobre, plata, oro, productos alcohólicos, aluminio, tabaco, bebidas energéticas, plásticos, caucho, madera, vidrio, hierro y acero.
  • Disponer de un agente o agencia aduanal, para que se encargue de realizar los distintos trámites de lo que es el pedimento aduanal, también de la especificación de fracción arancelaria, y diversos trámites de aduanas para los cuales tenga autorización.
  • Realizar el pago del derecho de trámite aduanero (DTA).
  • Revisar todas las restricciones, especificaciones y distintos trámites específicos de los países de destino a donde podría llegar la mercancía.

De igual forma a lo que sucede con los regímenes aduaneros de importación, en el caso de las mercancías nacionales (o nacionalizadas) tendrán la posibilidad de regresar al país, sin necesidad de cubrir el pago al impuesto general de importación. Aunque esto sólo es posible en dos posibles casos:

  • Que la mercancía haya sufrido algún tipo de modificación en el exterior.
  • Que no haya transcurrido más de un año desde que abandonó el territorio de origen.

2. Regímenes aduaneros temporales

Al igual que los regímenes aduaneros definitivos, los temporales se dividen en dos categorías, dependiendo si se trata de una exportación o una importación.

Los regímenes aduaneros temporales de exportación se refieren a la salida de mercancías del país por tiempo ilimitado con un objetivo específico. Están libres de pagos de impuestos de comercio exterior pero sí deben cumplir con obligaciones regulatorias y restricciones no arancelarias.

Los regímenes aduaneros temporales de importación es el ingreso de mercancías extranjeras que tienen la intención de permanecer en territorio nacional ilimitadamente. Esta importación puede tener dos motivos:

  • Regresar la mercancía al extranjero del mismo modo en que fue importada.
  • Someter a la mercancía a un proceso de producción, transformación o reparación.

En cualquier de las dos modalidades están exentas del pago de impuestos al comercio exterior.

mercancía en contenedores
Fuente: Pexels 2022

3. Regímenes aduaneros de depósito fiscal

El depósito fiscal consiste en el almacenamiento de mercancías de procedencia extranjera o nacional en almacenes generales de depósito que cumplan con la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito y se aseguren de contar con la autorización de un agente aduanal.

Estas mercancías podrán retirarse de dicho depósito únicamente ante cualquier de estas cuatro condiciones:

  • Importarse definitivamente
  • Exportarse definitivamente
  • Retornar al extranjero o reincorporarse al mercado nacional
  • Importarse temporalmente por maquiladoras o empresas con programas de exportación autorizados por la Secretaría de Economía en México.

Es importante recalcar la importancia de que los depósitos fiscales deben cumplir con términos y plazos de permanencia, así como de otros requisitos marcados por la ley.

4. Regímenes aduaneros de tránsito de mercancías

Este tipo de régimen aduanero se divide en interno o internacional y consiste en el traslado de mercancías de una aduana nacional a otra. Todo, bajo un control fiscal. En cuanto al tránsito de mercancías internacionales este es válido siempre y cuando se trate de alguno de estos casos:

  • La aduana de entrada envía a la aduana de salida las mercancías extranjeras llegadas a territorio nacional con destino al extranjero.
  • Las mercancías nacionales se trasladan por territorio extranjero para regresar a su destino en territorio nacional.

5. Regímenes aduaneros de elaboración, transformación o reparación de recinto fiscalizado

Este es uno de los tipos de regímenes aduaneros que consisten en la introducción de mercancías extranjeras o nacionales con diferentes tipos de finalidad:

  • Elaboración
  • Transformación
  • Reparación

En cualquiera de los tres casos pueden ser con el objetivo de retornar las mercancías a su destino de origen o exportarlas. Es importante recalcar que estos regímenes aduaneros están sujetos al pago de impuesto general de importación y de cuotas aplicables.

6. Regímenes aduaneros de recinto fiscalizado estratégico

Este régimen se trata del ingreso de mercancías extranjeras, nacionales o nacionalizadas a recintos fiscalizados de forma limitada. Esto, con el fin de ser manejadas, almacenadas, custodiadas, exhibidas, vendidas, distribuidas, transformadas o reparadas. Están sujetas a diferentes condicionamientos:

  • A su ingreso no tendrán que pagar impuestos al comercio exterior.
  • A su ingreso deben cumplirse las Regulaciones y Restricciones No Arancelarias (RRNA) aplicables (las cuales puedes consultar en el sitio oficial del Servicio Nacional de Información de Comercio Exterior).
  • Las mermas no causarán contribución alguna.
  • Los desperdicios no retornados no causarán contribuciones (siempre y cuando comprueben su previa destrucción).

Es importante recalcar que, en el caso de la destrucción de desperdicios, según el artículo 142 de la Ley Aduanera debe presentarse un aviso a la administración Descentralizada de Auditoría de Comercio Exterior al menos 30 días antes de su disposición para declarar el contenido de las mercancías que serán destruidas.

El proceso de dicha mercancía no está indicado específicamente, por lo que puede realizarse ya sea por medio de incineración, compactación, confinamiento, reciclaje o ser colocada en contenedores de basura (exceptuando residuos peligrosos).

Estos son los regímenes aduaneros en México que una empresa requiere determinar si desea importar o exportar mercancía. Cada régimen debe ser reconocido por el Servicio de Administración Tributaria para conocer las operaciones de su destino aduanero (previamente declarado en tus mercancías).

almacén de pedidos
Fuente: Pexels 2021

Tipos de regímenes aduaneros en el mundo

Si bien los regímenes aduaneros dependen de la legislación de los distintos países, se ha intentado unificar estos estándares, aunque aún no representa un tema vinculante o limitativo para los países en cuestión.

Algunos de los tipos de regímenes aduaneros estándar son los siguientes:

1. Importación para el consumo

Este régimen aduanero facilita la circulación y el tránsito de la mercancía importada en territorio aduanero. Pero, como es normal, con sus condicionantes.

Por ejemplo, esta circulación sólo sucede en caso de que se hayan cumplido con todas las formalidades y disposiciones legales, además de haber cumplido con el pago de los derechos de importación.

2. Reimportación en el mismo Estado

Cuando hablamos de lo que es un régimen aduanero de reimportación en el mismo Estado, nos referimos al hecho de que las mercancías, que inicialmente hayan sido exportadas, podrán reimportarse... Sólo con una condición: que nunca hayan sufrido de ninguna transformación.

Así, se puede exonerar el pago de obligaciones, en caso de que haya sido pagado al momento de haberse exportado.

3. Exportación a título definitivo

Abarcan aquellas mercancías cuyo destino es permanecer fuera del territorio aduanero, de manera definitiva.

4. Despacho a libre práctica

Este es un régimen aduanero muy especial, ya que está dirigido a las mercancías que no forman parte de la Unión Europea, pero que buscan ser introducidas en ese mercado (independientemente que sean para consumo o utilización de forma privada).

En esencia el régimen de Despacho de Libre Práctica garantiza el estatus aduanero correspondiente a lo que es la Unión Europea, tras cancelar los aranceles indicados. Luego, este tipo de mercancías son despachadas para su consumo, una vez cumplan con el pago de los impuestos locales (el Impuesto al Valor agregado o IVA) y algún otro impuesto especial, en caso de que lo requiera.

¿Cuáles son los regímenes aduaneros de importación en Estados Unidos?

Para poder exportar mercancías de México a Estados Unidos es fundamental cumplir con los requisitos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés).

banner de pedido internaciona mundi
Descárgala ahora

Algunas de las medidas y regímenes aduaneros en Estados Unidos necesarios para obtener el despacho de aduana son:

  • Examen
  • Valoración
  • Clasificación
  • Despacho

Y algunos de los documentos requeridos son los siguientes:

  • Manifiesto de entrada o solicitud o permiso Especial para Entrega Inmediata
  • Evidencia de derecho a ingresar, factura comercial o factura pro-forma
  • Listas de empaque
  • Otros documentos necesarios para determinar la admisibilidad de la mercancía

Uno de los tips que la CBP brinda a los nuevos importadores es investigar la información general sobre cuotas, requisitos y regímenes aduaneros en Estados Unidos para ciertos productos básicos antes de importarlos. Estos pueden dividirse en dos tipos:

  • Absolutos: aplican a los textiles y limitan la cantidad de bienes que se pueden ingresar al país americano durante un periodo específico.
  • Arancelarios: permiten ingresar una determinada cantidad de mercancías importadas con un tipo arancelario reducido durante el período del contingente. Si se alcanza un contingente, la mercancía sí puede ser ingresada, pero con una tasa arancelaria más alta.
importancia de los regímenes aduaneros
Fuente: Pexels 2021

Como puedes comprobar, los regímenes aduaneros en México y Estados Unidos pueden parecer atemorizantes, pero una vez comprendidos sus tipos y su importancia, su detección y cumplimiento se vuelve una tarea más simple.

Recuerda que estos regímenes aduaneros formarán parte de tu proceso de exportación a otros países, por lo que te invitamos a tener este contenido cerca de ti para que puedas consultarlo las veces que olvides un dato.

banner de Mundi
Entérate aquí

Si deseas llevar a cabo una operación simple en tus exportaciones, en Mundi no solo podemos asesorarte de cómo lograrlo, sino también, te adelantamos el pago de tus facturas de exportación en 24 horas.