Contratar un seguro de transporte marítimo es fundamental para garantizar la protección de tus mercancías que son movilizadas, en su gran mayoría, a través del océano.

Como bien sabes, al momento de trasladar tus artículos desde el lugar de embarque hasta su punto de destino, siempre existirán múltiples riesgos en la exportación que pueden representar pérdidas o daños financieros en tu empresa, por lo que adquirir un seguro de transporte marítimo resulta ideal para obtener un respaldo que pueda responder efectivamente por los daños ocasionados.

Por lo tanto, en este nuevo artículo de Mundi, te contaremos todo acerca de lo que engloba un seguro de transporte marítimo, desde su definición, su importancia para las actividades de exportación y los tipos de seguro de transporte marítimo que pueden ajustarse a las necesidades tanto de tu empresa como de tus mercancías.

¿Qué es un seguro de transporte marítimo?

Como su nombre lo sugiere, un seguro de transporte marítimo hace referencia a una póliza de seguro que tiene el objetivo de indemnizar las pérdidas o los daños ocasionados por los riesgos de tránsito implicados en el transporte por los océanos.

En sus inicios, los seguros de transporte marítimos cubrían únicamente daños producidos a los barcos, buques y demás medios de transporte navales, pero teniendo en cuenta los cambios en el comercio y las necesidades de los usuarios, estos seguros fueron expandiendo sus coberturas hasta incluir otros factores como el flete, los cargamentos y/o los daños a terceros.

Si algo debes tener en cuenta acerca de la navegación marítima, es que las condiciones meteorológicas son totalmente impredecibles. Por ende, aunque tus mercancías cuenten con empaques o embalajes que las protejan de todas las eventualidades posibles, pueden ocurrir hechos que son difíciles de gestionar incluso para los tripulantes o capitanes de las naves, como los siguientes:

  • Conflictos bélicos
  • Incendios o naufragios
  • Piratería
  • Huelgas
  • Daños producidos en la carga o descarga del contenedor

En ese sentido, la importancia de adquirir este contrato de seguro de transporte radica en obtener un respaldo certero que proteja todos los elementos involucrados en un proceso de envío marítimo, de modo que sea posible mitigar las pérdidas financieras que pueden afectar el balance de tu empresa.

seguro de transporte

Tipos de seguro de transporte marítimo

Ahora bien, es importante que conozcas las diferentes modalidades disponibles para un seguro de transporte marítimo.

Cada uno de los siguientes tipos contempla diferentes términos y coberturas, por lo que te invitamos analizar cada uno de ellos con el fin de que identifiques las opción más viable para tus mercancías.

Los principales tipos de seguro de transporte marítimo son:

Seguro de carga terrestre

Es vital mencionar que no todos los daños a las mercancías pueden ocurrir mientras esté dentro de un barco, pues también es probable que sucedan eventos inesperados durante el tránsito de dichos artículos hasta la entrega en su respectivo puerto.

Por lo tanto, un seguro de carga terrestre tiene el objetivo de asegurar los productos cuando éstos se encuentren almacenados en un camión de carga que se encuentre movilizándose en carretera. A nivel general, este tipo de seguro de transporte marítimo cubre lo que son robos parciales o totales de la mercancía, así como daños por colisión o accidentes.

Este tipo de seguro se aplica únicamente en territorio nacional.

Seguro de carga marítima

Por su parte, un seguro de carga marítima contempla los riesgos o daños ocasionados a la mercancías cuando éstas ya se encuentran almacenadas dentro de un buque y, por ende, se encuentra ejecutando su trayecto en el océano.

Puedes adquirir esta clase de seguro de transporte marítimo de manera permanente o renovable. Por ello, si tus operaciones de exportación son esporádicas, la opción más conveniente es adquirir una póliza renovable que sea aplicable a un viaje único.

Por otro lado, si tus actividades exportadoras cuentan con una periodicidad alta de frecuencia, lo ideal es que adquieras este seguro de transporte de forma permanente, de modo que puedas cubrir tus operaciones durante un rango de tiempo específico, sin importar la cantidad de envíos que lleves a cabo.

Seguro de casco y navegación

Como su nombre lo indica, este tipo de seguro de transporte marítimo cubre los daños ocasionados al casco del barco y su estructura pero, al mismo tiempo, tiene el objetivo de responder por los perjuicios ocasionados a terceros en caso de que el barco sea declarado culpable por los daños ocasionados.

seguro de carga maritimo
Fuente: Pexels

Coberturas de un seguro de transporte marítimo

Si bien cada empresa de seguros cuenta con diferentes términos y condiciones dentro de sus pólizas, es posible mencionar las coberturas de un seguro de transporte más habituales del mercado.

Para ello, es importante aclarar que en el rubro de mercancías, las cláusulas de un seguro de transporte se rigen por las ICC (Institute Cargo Clauses). Dentro de ellas, se pueden identificar 3 tipos de coberturas que varían de acuerdo a sus condiciones de protección: A. B y C.

A continuación, te contamos a detalle de dichas cláusulas de menor a mayor cobertura:

ICC “C”

Esta cláusula de seguro para transporte marítimo ampara las siguientes situaciones:

  • Incendio o explosión.
  • Varada.
  • Naufragio.
  • Vuelco o descarrilamiento del vehículo de transporte terrestre.
  • Colisión del buque con cualquier objeto.
  • Descarga de la mercancía en un puerto de refugio.
  • Avería gruesa.
  • Echazón de la carga.

Del mismo, las coberturas que NO ampara este tipo de cláusula son:

  • Conducta dolosa del asegurado
  • Derrames y pérdidas naturales de peso o volumen.
  • Defecto de embalaje.
  • Vicio propio o naturaleza del objeto asegurado.
  • Demora.
  • Insolvencia de los armadores u operadores del buque.
  • Actos ilícitos.
  • Navegabilidad del buque.
  • Riesgos políticos y sociales.

ICC "B"

Por su parte, la cláusula tipo B para un seguro de transporte marítimo contempla los mismos puntos anteriormente mencionados, pero además de ello, también ampara los riesgos accidentales marítimos que puedan ocasionar perjuicios a las mercancías, como los daños por filtraciones de agua a las bodegas del barco.

Asimismo, los riesgos no cubiertos en esta cláusula son los mismos de la sección anterior.

ICC "A"

Finalmente, la cláusula tipo A es la más completa de todas y, por ende, la que tiene un valor de adquisición.

Por lo tanto, esta cláusula de seguro de transporte marítimo cubre todos los riesgos de daños a las mercancías, siendo una opción íntegra para asegurar los productos en su totalidad. Sin embargo, los riesgos no cubiertos también corresponden a los mismos de la cláusula C.

seguro de transporte
Fuente: Pexels

Consideraciones para adquirir un seguro de transporte marítimo

Por último, queremos brindarte una serie de recomendaciones que debes tener presente al momento de adquirir un seguro de transporte para tus mercancías.

  • Fíjate en la duración y la vigencia del contrato, pues recuerda que puedes adquirir la póliza de forma renovable o permanente.
  • Cuando solicites una cotización, lee a detalle las condiciones, coberturas y exclusiones de la póliza, de modo que puedas evitar algún tipo de confusión en caso de una reclamación.
  • No te quedes con la primera opción. Compara diferentes alternativas de seguros de transporte marítimo y elige la más conveniente para asegurar tus productos.
seguro maritimo
Fuente: Pexels

Este ha sido nuestro post.

Esperamos que esta información haya sido útil para comprender los puntos más importantes en torno a un seguro de transporte marítimo. Como pudiste identificar, adquirir dichas pólizas se vuelve imprescindible para asegurar tus mercancías, pues se trata de una protección y un respaldo garantizado que te brinda una noción de tranquilidad en caso de ocurrir algo a tus artículos.

Por último, ten presente que en Mundi puedes solicitar un seguro de carga para actividades de exportación nacional e internacional. Te brindamos una asesoría personalizada, 100% digital y con una de las mejores tasas del mercado.

Aseguramos tus mercancías contra los siguientes riesgos

  • Riesgos ordinarios en tránsito
  • Robo total o parcial
  • Mojadura, manchas, oxidación
  • Contacto con otras cargas
  • Rotura, rajadura, merma, derrame
  • Bodega a bodega
  • Maniobras de carga y descarga
  • Estadía en recintos aduanales hasta por 30 días
  • Devoluciones
  • Ambos culpables de colisión

¡Y muchas coberturas más!

Te deseamos éxitos en tus futuras actividades de exportación nacional y/o internacional.